Carta de una Abuela

Esta carta que a continuación reproducimos es obra de una abuela del Cole. Nosotros creemos que todos educamos, pero algunos más que otros y estas abuelas y abuelos son «IM-PRES-CIN-DI-BLES». Aqui reproducimos fielmente la carta enviada:

«Con el aumento de la calidad de vida cada vez hay más abuelas, pero con el descenso de la natalidad cada vez hay menos nietos, y con el ritmo de vida que llevamos  cada vez hay mas dificultades para ejercer de abuela, y es una lástima privar a los niños del enriquecedor y gratificante contacto con la abuela.carta-a-la-abuela-8

Proliferan los estudios para desempeña con eficacia cualquier profesión. Abundan cursillos y masters para perfeccionarse en cualquier disciplina y hasta hay una «escuela de padres» para enseñar la difícil misión de «educar en libertad».

Como andar se aprende andando, a ser abuela -decía Jesús Urteaga- se aprende queriendo; es un paso más que hay que dar en la vida, que tiene su técnica. Los ingredientes pueden ser estos: primero cariño; segundo cariño; tercero cariño…y nos daba a continuación un decálogo: 

  • Amarás a tu yerno y a tu nuera casi tanto como a tus hijos.
  • No te meterás en la vida de tu hijos y les dejaras elegir aunque se equivoquen.
  • Educarás a tus nietos sin desautorizar a sus padres.
  • No serás protagonista en casa de tus hijos, así descubrirás la felicidad en encierra un segundo lugar.
  • La experiencia es una ciencia, pero el reiterarla es una lata:la pondrás en sus manos pero no la impondrás
  • Lo mismo que enseñas a tus nietos a comer, transmíteles tu Dios, tu fe, tu optimismo.
  • Sacarás a pasear a tus nietos, aunque no los llevas tan «puestos» como cuando lo hacías con tus hijos.
  • No dirás «estos niños me han matado». es mejor morir con bullicio  , que sola en un rincón.
  • Recordarás «el dicho»: «la mortaja no tiene bolsillos» y les darás lo que puedes «ahora» en especie y cariño.
  • Tu chococlate con churros será el mejor, tus macarrones los que más tomate tengas y tus caramelos, y tus cuentos… a tu lado ni Andersen, ni Grimm ni nadie. Y no lo olvides tus nietos son el mejor público que puedes tener. Siempre te pondrán diez sobre diez.»

Esta es la carta de una de nuestras abuelas, de la que tomamos nota y le agradecemos infinitamente que nos la haya hecho llegar. #loveeducation